Fiscalía Zona Centro localizó en una semana a once víctimas de secuestros virtuales

  • En todos los casos se frustró el depósito de dinero a los delincuentes.

En operativos implementados la semana pasada por Policías Investigadores de la Unidad Especializada Antiextorsiones, localizaron sanas y salvas a once personas víctimas de “secuestro virtual”, que a través de llamadas telefónicas fueron obligados a incomunicarse y proporcionar datos de sus familiares a quienes los delincuentes les hicieron creer que los tenían secuestrados.
En el primer caso, familiares reportaron el supuesto plagio de dos empleados de Pemex que se encontraban trabajando en el municipio de Villa Ahumada; ellos fueron encontrados en coordinación con la Policía Municipal del lugar cuando ingresaban a un hotel, en el que se les explicó que se trataba de una extorsión telefónica.
Otros hechos fueron el sábado, cuando se informó a las autoridades sobre el supuesto secuestro de dos trabajadores de una empresa constructora, que se encontraban en Nogales, Sonora, por los que pedían 10 mil pesos para su “liberación”. En colaboración con el Ministerio Público de la vecina entidad, los ubicaron en un hotel, donde vía telefónica los habían obligado a aislarse.
El martes reportaron la desaparición de una mujer por quien pedían a sus familiares 10 mil dólares a cambio de no hacer daño; ella fue localizada en la Central de Autobuses en buenas condiciones de salud; asimismo, ese día reportaron la presunta privación de la libertad de una pareja y su hijo de tres años, mismos que fueron encontrados en un hotel al norte de la ciudad, también victimas de extorsión telefónica.

El 22 de marzo acudió a las instalaciones de la Fiscalía Zona Centro una persona que tenía en la línea de su teléfono celular una llamada que le hacían supuestos miembros del crimen organizado, quienes le aseguraban que tenían secuestrado a su esposo y le exigían el pago de un “rescate” de 250 mil pesos; inmediatamente los agentes investigadores implementaron el operativo de búsqueda, localizándolo en un hotel de la avenida Tecnológico.
En la misma fecha, acudió la familiar de otra víctima de extorsión telefónica, quien presuntamente había sido privada de la libertad junto con una menor de edad; ambas fueron ubicadas por los agentes investigadores momentos después en un centro comercial de la avenida Fuentes Mares.
Cabe destacar que todas las personas reportadas fueron encontradas en buenas condiciones de salud y en ningún caso se vieron realmente amenazados en su integridad física o en su libertad, ya que se trató de extorsiones conocidas como “secuestro virtual”, que hacen delincuentes desde  otras entidades del país.

Ante este tipo de llamadas telefónicas extorsivas, se recomienda: colgar,  no proporcionar información, no realizar ningún depósito o transferencia de dinero y dar aviso inmediato a las autoridades al número de emergencia 9-1-1, así como a la línea directa antiextorsiones 01(614) 4293639.

Comparte en las redes sociales...

You May Also Like