Inició proceso penal contra una de las principales distribuidoras de “cristal” en la ciudad

 

  • Fue detenida junto con otros tres presuntos narcomenudistas.
  • Contaba con dos órdenes de aprehensión.
  • Les imputan dos delitos federales y uno del fuero común.

 

La Unidad de Investigación de Delitos contra la Salud acreditó ante el Juez de Control la probable responsabilidad de María Sagnyte R. T., alias “Maryfer”, en actividades de narcomenudeo y portación ilegal de arma de fuego.

Considerada como un objetivo de captura de la FGE, fue detenida el miércoles de la semana pasada, en la colonia San Jorge, junto con Ángel Andrés H. G., Juan Carlos T. M. y Mario Josué B. S., este último de origen hondureño.

Al momento de su detención tripulaban un vehículo Ford, línea Figo, modelo 2017, y durante una revisión les aseguraron:

  • 213 gramos de “cristal”, equivalentes a aproximadamente cinco mil dosis.
  • 200 gramos de marihuana, equivalente a 40 porciones.
  • Un revólver marca Colt, calibre .38.
  • Seis cartuchos útiles calibre .38 especial.
  • 15 cartuchos útiles calibre 22.
  • Una báscula gramera digital.
  • Siete teléfonos celulares.
  • Una tableta electrónica.
  • Dinero en efectivo.

 

Tras ser puestos a disposición de la Fiscalía de Distrito Zona Centro, se les  formuló imputación por narcotráfico, posesión de droga con fines de comercialización o suministro y portación de arma de fuego, ilícitos por los cuales el Juez de Control les impuso la medida cautelar de prisión preventiva y fijó un plazo de cinco meses para que concluyan las investigaciones.

En torno al delito de narcotráfico y al arma de fuego que portaban, se consignó el expediente a la Procuraduría General de la República, autoridad que continuará con la investigación, por tratarse de ilícitos del fuero federal, mientras que la Fiscalía dará seguimiento al proceso penal por el delito de posesión de droga con fines de comercialización.

De acuerdo con los trabajos de análisis e inteligencia realizados por la Fiscalía, María Sagnite R. T. es identificada como miembro de un grupo delincuencial y una de las principales distribuidoras de droga en la zona oriente de la cuidad.

La imputada contaba con dos órdenes de aprehensión, una por delitos federales y otra por narcomenudeo, y para evadir la acción de la justicia, se hacía llamar “Natalia Hernández Navarro”, “María Isabel López Muñoz”, “Fernanda Romero Ramos” y “María Ramos Talamantes”.

De igual manera, Juan Carlos T. M., alias “El Camarón” contaba con un mandato de captura por delitos contra la salud.

Comparte en las redes sociales...

You May Also Like