Fiscalía reitera alerta por extorsión telefónica a empleadas domésticas

  • Los extorsionadores se ostentan como sus jefes.
  • Engañan a las trabajadoras para que sustraigan dinero de sus patrones.
  • En tres casos, fueron detenidas por la presunta comisión de un delito.

En los últimos meses, tres empleadas domésticas fueron detenidas al seguir las instrucciones de sujetos que telefónicamente las engañaron, haciéndoles creer que eran sus patrones, involucrándolas involuntariamente en acciones ilícitas.

El último caso se suscitó hace una semana, cuando una trabajadora contestó el teléfono de la vivienda en donde presta sus servicios, llamada del supuesto dueño de la casa, quien le dijo que abriera la caja fuerte.

Hábilmente el sujeto la envolvió y le dijo que no se acordaba de la contraseña del dispositivo de seguridad, “autorizándola” para que consiguiera herramienta y la abriera, ya que necesitaba que sacara unos documentos de manera urgente.

Al verse presionada por “su jefe”, la empleada doméstica, acudió con unos vecinos para solicitarles instrumentos con los que pudiera forzar la caja fuerte; sin embargo, se negaron a ayudarla y se comunicaron con el dueño de la vivienda para informarle lo que pasaba.

No obstante, la mujer les pidió ayuda a cuatro jóvenes que pasaban por el exterior del domicilio, y tras explicarles la situación, logró que dos de ellos ingresaran a la vivienda para ayudarle, mientras que los otros dos permanecieron afuera.

Al ser alertado por su vecino, el propietario inmediatamente habló al número de emergencias 9-1-1 y llegó a su casa en compañía de varios elementos de Seguridad Pública Municipal, quienes detuvieron en flagrancia a la mujer y los cuatro hombres por la presunta comisión del delito de tentativa de robo.

Sin embargo, al iniciar las investigaciones, verificar las declaraciones y modus operandi, se determinó que los detenidos eran víctimas de los delincuentes, quienes engañaron a la mujer y dieron instrucciones para cometer los hechos, por lo que de inmediato fueron puestos en libertad y se continuó con las indagatorias para dar con los responsables.

Dentro de esta forma de operar, los delincuentes se hacen pasar por los “patrones” o familiares de ellos y les solicitan a las empleadas de manera urgente los documentos; una vez abierta la caja fuerte, le pide que deposite el dinero que hay en el interior.

Por lo anterior, la FGE exhorta a seguir las siguientes recomendaciones para evitar ser víctima de este delito:

  • Alertar a empleados y empleadas sobre este modus operandi.
  • Instruirlos para que no proporcionen ninguna información personal bajo ninguna circunstancia.
  • En caso de que algún supuesto familiar se comunique para solicitar dinero, lo corrobore directamente con el dueño o patrón.

Para no ser víctimas de llamadas telefónicas extorsivas, se recomienda colgar,  no proporcionar información, no realizar ningún depósito o transferencia de dinero y dar aviso inmediato a las autoridades al número de emergencia 9-1-1, así como a la línea directa antiextorsiones 01(614) 4293639.

Comparte en las redes sociales...

You May Also Like