Fiscalía General del Estado restituye vivienda a su legítimo propietario.

• La ocupaban personas desconocidas

• El delito de despojo se castiga hasta con 5 años de prisión

• La asociación “Familias Unidas” no tiene la autoridad ni el derecho legal de dar en posesión viviendas abandonadas

El Agente del Ministerio Público adscrito a la Unidad Especializada en Delitos Patrimoniales, restituyó una casa habitación ubicada en la calle Gardenia del fraccionamiento Campo Real a su legítimo propietario, quien fue víctima del delito de despojo.

Una vez recibida la denuncia del afectado, el Agente del Ministerio Publico llegó a la conclusión que la asociación denominada “Familias Unidas A. C.” introdujo a una familia a la finca sin tener el consentimiento del dueño, por lo que se llevaron a cabo las diligencias para recuperar el inmueble.

Por lo anterior, la Fiscalía General del Estado continúa haciendo el llamado a que no formen parte de estas negociaciones ilícitas orquestadas por “Familias Unidas”, ya que de entrar y habitar una casa abandonada sin el consentimiento del dueño, se configura el delito de despojo, tipificado en el artículo 232 del Código Penal del Estado de Chihuahua:

Artículo 232. Se aplicarán de seis meses a cinco años de prisión y multa de cincuenta a quinientas veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, a quien por medio de la violencia sobre las personas, o sin el consentimiento de quien legalmente pueda otorgarlo o por engaño se posesione materialmente de un inmueble ajeno o haga uso de éste o de un derecho real que no le pertenece.

Las personas que formen parte de las negociaciones con Familias Unidas, pueden ser sujetos a proceso penal por el delito de despojo y/o robo, así como también ser víctimas de fraude por dicha asociación.

Se recomienda a las personas que buscan una casa en renta o venta, lo hagan a través de los medios legales, directamente con el propietario, su representante legal, o con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), y que se formalice con un contrato de arrendamiento o compra-venta, según sea el caso.

You May Also Like